Saltar al contenido

Cordero al horno con muchas hierbas frescas

Cordero al horno con muchas hierbas frescas
Califica esta receta

Para cocinar al horno se utilizó medio cordero chico de aproximadamente 5 o 6kg.
La salsa a base de hierbas frescas fue lo que se utilizó para darle sabor quedando con un gusto inigualable.

Porciones: 15 aproximadamente

INGREDIENTES
½ corderito de 5 o 6kg

Aderezo
2 ramitas de menta
1 ramita de salvia
3 o 4 ramitas de tomillo
3 o 4 ramitas de orégano
1 ramita de romero
2 hojas de laurel
1 cucharada de ají molido
½ taza de aceto balsámico
¼ taza de agua
2 cucharadas de pimienta en grano negra
Sal a gusto
Aceite ¼ taza
Jugo de medio limón
1 cucharadita de miel

Vino para acompañar
Un Tannat Reserva

PREPARACION
Primero se lavó bien el cordero y se apoyó sobre una placa.
Luego se lavaron todas las hierbas y se dejaron orear un rato.
Se sacaron las hojas de las ramas de cada una y se colocaron en un bol sin picarlas.

Se agregó el ají molido, el aceto balsámico, el agua, la pimienta negra, el aceite, el jugo de limón y la miel. Se mezcló todo y se condimentó con sal a gusto.

Se dejó el aderezo una hora para que tomara sabor y luego se fue pasando por toda la carne en forma generosa adobándola bien.
Se introdujo en una bolsa grande de nailon y se cerró bien anudándola.
Se guardó en la heladera durante 24 horas.

Luego se retiró de la bolsa y se apoyó en una placa de horno, retirándole casi todas las hojas de la hierba y se bañó solo con el líquido sobrante del aderezo.
Se precalentó el horno a una temperatura fuerte de 200º y se colocó la carne dejándola 15 minutos y luego se giró y se dejó otros 15 minutos.

Se retiró del horno y se volvió a bañar con el líquido del aderezo.
Se bajó la temperatura del horno a 170º aproximadamente y se dejó cocinar lentamente durante 3 horas y media. Durante ese tiempo se giró y se bañó la carne dos veces más.
Se dejó en reposo 10 minutos y luego se trozó y se colocó en una fuente de mesa.

Este modo de prepararlo lo dejó cocido, tierno y crocante, además las hierbas le aportaron un sabor sumamente delicado y rico.

Se acompañó con ensalada rusa y un vino tannat reserva servido a 17ºC , que en boca se siente seco, con una entrada agradable y un toque dulce. Con buen cuerpo, taninos suaves, maduros y dulces, acidez y alcohol medio, ideal para acompañar este cordero con hierbas.

Compartir en: