Hígado de cordero con sabor a jerez




Al comprar el hígado debemos fijarnos que su carne esté firme y de color marrón claro.
Es una comida económica y muy rica en sabor.

Porciones: 6

INGREDIENTES
1kg de hígado de cordero (igualmente se puede hacer con cualquier hígado de animal o ave)
1 taza de Jerez (250cc)
1 taza de agua (250cc) caliente
2 cucharadas de harina
¼ taza de aceite de oliva
Perejil picado
Sal, pimienta negra recién molida

PREPARACION
Se lavan bien los hígados, se secan y se cortan en trozos.

Se pone la harina en una cacerola mediana.
Se lleva a fuego bajo y se va mezclando continuamente la harina con una cuchara de madera.

Esto se hace durante aproximadamente 10 minutos para tostar la harina y quitarle la humedad.

Luego se le agrega el aceite siempre mezclando.
El jerez de a poco y también mezclando. Y finalmente la taza de agua de la misma forma.
Debe quedar una preparación liviana no demasiado consistente, de lo contrario agregarle más agua caliente.

Se incorpora el hígado y se condimenta con sal y pimienta.
Se va removiendo dejando que el hígado se cocine despacio.
Recuerden que el hígado lleva poca cocción, ya que de dejarlo mucho cocinando se volvería duro.

Cuidar que la preparación no se espese demasiado, en ese caso se le agregará más agua caliente hasta formar una salsa bien liviana.
Lleva unos 10 minutos de cocción a fuego lento.
Se espolvorea con perejil picado y se rocía con el jugo de medio limón para ayudar a fijar el hierro en nuestro organismo.

Se retira colocándolo en una fuente.

Se puede acompañar con polenta si es tiempo de frío o con una ensalada fresca si hace calor. Se comen calientes.

Compartir en: