Jamón glaseado al champagne para una reunión




Un plato preferido por muchos y nos hará quedar de lujo en una reunión numerosa. Ese toque agridulce con una presentación diferente lo hace un plato excelente.

Porciones: 10
 
INGREDIENTES
1 jamón de fiambre cocido de aprox. 4 kilos
2 huevos semibatidos
2 tazas de azúcar moreno
1 taza de champagne (250cc)
1 taza de jugo de almíbar de ananá (piña) (250cc)
1 caja de gelatina de cerezas de 8 porciones
Clavos de olor
Cerezas
Trozos de ananá en almíbar (piña)
 
PREPARACIÓN
Quitarle al jamón la parte del cuero, dejando la capa de grasa que lo recubre.
 
Cortar el lomo del jamón en forma de rombo con líneas sesgadas empleando un cuchillo largo y afilado.
Formar en cada corte un surco.
 
Hundir en cada rombo formado,  un clavo de olor en forma decorativa.
Pintar toda la superficie con el huevo mezclado.
Espolvorear con el azúcar moreno.

Apoyar en una placa de horno que tenga borde.
Llevar a horno lento durante  90 minutos aproximadamente o hasta que esté bien dorado.
 
Aparte, mezclar la taza de jugo de ananá con la taza de champagne  e ir bañándolo durante la cocción.
Cuando el jamón está bien dorado, retirarlo del horno.
Esperar unos 10 minutos y luego adornarlo con cerezas y trozos de ananá en almíbar.
 
Bañar la superficie del jamón y la fruta con el jugo que soltó durante la cocción.
Ponerlo nuevamente en el horno durante 10 minutos.
 
Retirarlo y servirlo en una fuente caliente decorado con rodajas de ananá en almíbar y cerezas.
Agregar a gusto a gelatina de cerezas cortada en círculos o triángulos.
 
Gelatina de cerezas. Volcar el polvo de gelatina que contiene la caja en un recipiente.
Verter 2 tazas de agua hirviendo y mezclar bien hasta disolver el polvo.
Agregar 1 taza de agua helada y mezclar.
 
Verter la gelatina en un molde previamente aceitado con aceite vegetal.
La gelatina debe quedar de 2 o 3cm de espesor.
Una vez que la gelatina se enfrió, colocar en el refrigerador hasta que esté coagulada del todo.
 
Conviene dejarla por lo menos 4 horas en la heladera.
Cortarla de la forma deseada y decorar la fuente a gusto.

Compartir en: