Saltar al contenido
Manjar de ossobucos
Califica esta receta

Se llama ossobuco a la parte final de las patas del animal que al ser cortado en forma transversal es aprovechada su carne y su médula, conocida más comúnmente como caracú.
Se utiliza mucho hervido o guisado.

Porciones: 4

INGREDIENTES
4 ossobucos de 3cm de espesor y aproximadamente 200 gramos cada uno
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 zanahoria
3 hojas de salvia
2 tazas de pulpa de tomate envasada
1 cucharadita de azúcar
1 tallo de apio
1cucharada de manteca
3 cucharadas de aceite
harina cantidad necesaria
sal y pimienta a gusto
1/2 taza de vino blanco seco
1 taza de caldo de carne
1 lata de arvejas

PREPARACION
Poner harina en un plato y pasar todas las caras de cada ossobuco por harina.
Luego atar con un hilo todo el contorno para que la carne no se deforme durante la cocción.

Picar bien chico la cebolla, los dientes de ajo y el apio.
Rallar la zanahoria.

Llevar una cacerola a fuego fuerte y dejar que caliente bien.
Agregar la manteca, el aceite y las hojas de salvia.
Incorporar los ossobucos sin que se superpongan y dejarlos un minuto de cada cara para sellarlos.
Retirar las hojas de salvia.

Agregar la pulpa de tomate, la cebolla, el ajo, el apio y la zanahoria rallada.
Agregar el azúcar y salpimentar a gusto, tapar la cacerola y dejar cocinar a fuego bajo durante 20 minutos.

Luego subir el fuego, destapar y agregar el vino blanco. Una vez que se haya evaporado, agregar el caldo caliente y continuar la cocción a fuego lento y con la cacerola tapada durante 45 minutos más.

Ir moviéndolos cada tanto y bañándolos con la salsa.
Unos minutos antes de terminar su cocción, agregar las arvejas escurridas para que vayan saborizándose con la salsa.

Retirar los hilos de la carne y acomodar los ossobucos en una fuente de mesa.
Bañar con la salsa y acompañar con arroz blanco.
Se sirve bien caliente.

Compartir en: