Paleta de cordero con salsa picante




Al mencionar cordero nos referimos al carnero joven que aún no ha terminado su desarrollo, siendo su carne tierna y gustosa. La carne es de color rosado intenso y es nutritiva y rica en vitaminas.

Porciones: 6

INGREDIENTES
1 paleta de cordero
1 manojo de perejil picado
1 cucharadita de tomillo
1 manojo de menta picada
1 ramita de romero
1 cucharada de ají molido
1 cabeza de ajo
1 cucharadita de mostaza Gijón
1 cucharada de miel
3 filetes de anchoa
2 tazas de vino blanco seco (500cc)
½ taza de aceite
Sal y pimienta negra recién molida

PREPARACION
Deshuesar la paleta de cordero y cortarla en cubos medianos.

Aparte, poner en un recipiente el perejil picado, el tomillo, la menta picada, las hojitas de la rama de romero y el ají molido.
Mezclar y agregarle el vino blanco.
Condimentar con sal y pimienta recién molida.

Poner el cordero cortado en una fuente.
Agregarle las hierbas mezcladas con el vino blanco.

Revolver bien el cordero con los condimentos y dejarlo macerar en la heladera durante dos horas.
Tapar la fuente con papel film.

Aparte, pisar las anchoas con un tenedor y unirlas a la mostaza y a ¼ taza de aceite.

Colocar la ¼ taza de aceite restante en una cacerola.
Llevar al fuego a calentar.
Agregarle el cordero y dorarlo.

Una vez dorado, bajar el fuego y añadirle la salsa de anchoas, la cabeza de ajo cortada a la mitad en forma horizontal y sin pelar.

Continuar la cocción del cordero siempre a fuego bajo hasta que esté cocido y tierno.
Si la preparación quedase muy seca agregarle de a poco un poco de caldo de carne.

Una vez que los ajos estén cocidos, retirarlos y apretarlos para quitarles la crema que se ha formado. Quitar todo lo que es cáscara y dejar la crema de ajos para que de un sabor delicado a la carne.

Compartir en: