Riñones de ternera con panceta ahumada




Al comprarlos fijarse principalmente que sean de color brillante, que no estén quemados por el frío por una mala conservación y que no tengan olor a amoníaco. De poder elegir, conviene comprar riñones de animales jóvenes ya que tienen un sabor más suave que los otros.
Si al comprarlos no están limpios primero se procede a retirarles los tejidos elásticos y gomosos. Se corta con una tijera la parte interior para retirar la grasa y los terminales de los conductos urinarios. Se lavan bien y se dejan un rato en vinagre para luego enjuagarlos nuevamente.

Porciones: 4

INGREDIENTES
3 riñones de ternera
¼ taza de vinagre
1 cebolla grande
100 gramos de panceta ahumada (bacón, tocino ahumado)
1 cucharada de harina
½ taza de vino blanco seco (125cc.)
sal y pimienta a gusto
2 cucharadas de manteca (mantequilla)
3 cucharadas de aceite

PREPARACION
Lavar los riñones, quitarles la piel y la grasa, cortarlos en rodajas y ponerlos en un recipiente cubiertos de agua y cuarta taza de vinagre.

Dejarlos ahí durante una hora, luego enjuagarlos y secarlos.
Aparte poner en una cacerola, la manteca y el aceite, llevar al fuego y cuando esté caliente agregar la cebolla picada.

Dejar cocinar solo hasta ablandar un poco la cebolla e incorporar los riñones y la panceta cortada en cubitos. Cocinar sobre fuego fuerte solo hasta dorar.

Espolvorear con la harina y revolver rápidamente.
Bañar con el vino blanco, dejar unos minutos y luego retirar para servir sobre arroz blanco.

Compartir en: