Terrine de pollo, bien fácil, fresca y apetitosa




Porciones: 4 o 6

INGREDIENTES
hojas de acelga cantidad necesaria
300 gramos de pollo cocido y bien picado
150 gramos de queso crema con sabor roquefort
1 cucharada de mostaza en pasta
sal, pimienta y nuez moscada a gusto
3/4 taza de crema de leche o nata
2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor
1/2 taza de agua a temperatura ambiente (125cc.)
1 taza de arvejas
1 taza de zanahorias cocidas y cortadas en cubitos
1/2 taza de mayonesa

PREPARACION
Lavar las hojas de acelga, quitarles el cabo blanco o la penca y blanquearlas pasándolas por agua hirviendo.

Apoyarlas sobre un paño seco y reservarlas.

Poner en una taza el agua y espolvorear la gelatina dejándola 10 minutos o hasta que se hidrate.

Mezclar el pollo con el queso crema, condimentar con la mostaza, sal, pimienta y nuez moscada.
Aparte mezclar las arvejas y zanahorias con la mayonesa e incorporarlas a la preparación anterior mezclando bien.

Una vez hidratada la gelatina ponerla 30 segundos en el microondas o a baño María, hasta que esté caliente e integrala a lo anterior siempre revolviendo.

Batir la crema de leche a medio punto e integrarla también con movimientos envolventes.
Se puede utilizar un molde de terrine o simplemente cualquier molde alargado.

Se forra con papel film o de aluminio y a su vez se va cubriendo con las hojas de acelga, generosamente, dejando que sobre en los bordes para luego cubrir la terrina con ellas.

Colocar la preparación acomodándola bien pareja y cubrir con las hojas sobrantes de los bordes.
Llevar a la heladera 4 horas y recién desmolar.

Se puede decorar con rodajas de remolacha cocida, una rodaja de huevo duro y media aceituna rellena.
Es un plato que queda muy bonito además de fresco y apetitoso.

Compartir en: