Tomates rellenos con salame y ensalada de repollo y zanahorias




Porciones: 4 o 6

INGREDIENTES
Relleno
4 tomates bien grandes y firmes
200gramos de salame de buena calidad cortado en rodajas finas (salchichón)
2 cucharadas de aceite
1 cucharadita de manteca (mantequilla) o margarina
1 cebolla mediana picada
3 o 4 hojas de albahaca picada
½ taza de pan rallado
1 huevo
1 huevo duro picado
Sal, pimienta

Ensalada
½ repollo colorado
2 zanahorias tiernas
3 cucharadas de mayonesa
Sal, pimienta
Vinagre de manzana

PREPARACION
Lavar los tomates, cortarlos por la mitad y retirarles solo las semillas y el jugo.
Sazonarlos con sal y pimienta.

Relleno. Rehogar la cebolla con algo de sal en el aceite y mantequilla caliente.
Una vez que la cebolla está transparente se retira.
Cortar el salame en fina juliana e incorporarle la cebolla, el pan rallado, el huevo, el huevo duro picado, la albahaca picada y condimentos a gusto.

Una vez todo mezclado, rellenar los tomates procurando que los huequitos queden bien cubiertos con el relleno.
Acomodarlos en una fuente de horno y rociarlos con aceite.
Cocinarlos en horno moderado 180º hasta que los tomates estén cocidos.
Servirlos junto con la ensalada de repollo y zanahorias.

Ensalada. Utilizar las hojas más tiernas del repollo.
Superponer tres hojas, arrollarlas y cortarlas en juliana bien finita.
Lavar y raspar las zanahorias. Cortarlas en tajadas finas a lo largo y luego en bastones finos.
Ponerla en una ensaladera y condimentarla a gusto en el momento de servirla.

Compartir en: