Bife perfecto

Te gustaría comer un buen bife, doradito y jugoso? Si no tienes la posibilidad de parrillar, te sugiero mi propuesta favorita en la cocina, un sellado a la inversa.Primero se hornea el bife, entre 45 y 60 minutos a 135 grados hasta alcanzar un temperatura interna de 52 grados (para un bife a punto bien jugoso), luego dejamos reposar por 15 minutos. Para finalizar lo sellamos en una plancha muy caliente.