Bocaditos salados caseros de galletitas con mantequilla y anchoas




Siempre quedan bien y a casi todos les gusta mucho. Ideales para tener en cuenta en una reunión.

Cantidad: 36

INGREDIENTES
Galletitas
3 tazas de harina 000 o la que se tenga (360gramos)
2 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharadita de sal
Pimienta a gusto
¾ taza de aceite
¾ taza de agua bien caliente

Crema de untar
100 gramos de mantequilla blanda
2 o 3 cucharadas de pasta de anchoa (o a gusto)
2 huevos duros picados chiquitos
Perejil picado o cilantro picado
Tiritas de morrón rojo adobado

PREPARACION
Masa de galletitas. Cernir la harina, el polvo de hornear, la sal.
Poner en un recipiente y hacer un hueco en el centro.

Mezclar el aceite y el agua caliente y rápidamente volcarla en el hueco.
Incorporar la harina y terminar de unir con una cuchara.
Volcarla sobre la mesada y terminar de unirla formando un bollo.

Dejarlo tapado con un paño durante un rato para que descanse.
Luego, dividir la masa en porciones.
Tomar cada porción y estirarla con el palote en forma de rectángulo.
Emparejar la masa y cortar las galletas con un rodillo en forma cuadrada o rectangular así se aprovecha toda la masa.

Una vez cortadas acomodarlas en una placa de horno con una pequeña separación entre una y otra. Pincharlas con un tenedor para que no se inflen.

Llevar a horno precalentado moderado de 180º y dejarlas hasta que estén apenas doradas.
Aproximadamente 12 minutos. Retirarlas y dejarlas enfriar.

Crema de untar. Pisar la mantequilla con un tenedor e incorporarle la pasta de anchoa.
Continuar pisando hasta que esté bien mezclada. Ir probando al agregarle la pasta de anchoa hasta que esté al gusto de cada uno.

Untar la galleta con esta pasta y luego espolvorearle el huevo picado, perejil picado y trocitos de tiras de morrón rojo.
Acomodar en una fuente y luego distribuirlo en platos pequeños para acomodar en las mesas.

Compartir en: