Chinchulines – Cómo hacerlos a la parrilla

Chinchulines – Cómo hacerlos a la parrilla

Asegurarse de que los chinchulines estén frescos

Primer punto y el más importante, los chinchulines tienen que estar bien frescos y para ello fijarse que los chinchulines no despidan ningún líquido verdoso porque indicaría que no están frescos.

Limpiar parte de la grasa

Los chinchulines tienen en uno de sus bordes grasa en abundancia. Se debe quitar la mitad de la grasa todo a lo largo con un cuchillo bien afilado.
Se deja la grasa restante para que al cocinarlos no queden secos y duros.

Lavado y preparación antes de ir a la parrilla

Luego se atan las dos puntas para poder lavarlos y se ponen debajo del chorro de la canilla y se deja correr el agua en forma abundante.

Se acomodan en un bol y se rocían con vinagre común o con jugo de limón.

Se dejan 5 a 10 minutos y luego se enjuagan.

Se cortan porciones de aproximadamente 20 cm y se enroscan.

A la parrilla

Se acomodan en una parrilla con malla para que no se caigan y se puedan dar vuelta con facilidad durante la cocción.

Cocción de los chinchulines

Se cocinan con brasas medianas, si las brasas son muy fuertes se arrebatan y quedan crudos por dentro.

Una vez que la parte de abajo está casi cocida se dan vuelta, se aumenta un poco las brasas y se dejan hasta que esté dorada esa parte. Se dan vuelta nuevamente en forma rápida y se retiran.
Se sirven enseguida.

Se sirven con chimichurri de adobo, ajo, perejil, aceite, vinagre, sal, pimienta.