Pollo a las brasas, parrilla, barbacoa




Pollo a las brasas, parrilla, barbacoa
Califica esta receta

Algunas reglas que nos pueden ayudar para asar un pollo.

Lo comenzamos a asar en la parrilla con la piel hacia arriba previamente untado con una mezcla de manteca , sal , ajo y jugo de limón o naranja.

Cuando vemos en la carne sangre debido a la temperatura y a la cocción que se está produciendo es el momento de darlo vuelta.
Nuevamente le ponemos jugo de limón o naranja.

Podemos prepararlo o bien abriéndolo al medio quedando así una sola pieza o bien en dos mitades o en porciones ( muslos, pechuga y lomo).

El pollo necesita fundamentalmente un buen cocimiento sobre todo en las partes de mayor volumen de carne, muslos y pechugas y un dorado del llamado crujiente que lo hace más sabroso aún.
Para lograrlo se va pincelando con manteca derretida durante su coccimiento.

Un pequeño corte en la articulación parte ancha del muslo o sobre la pechuga nos dará la seguridad de que está bien cocido cuando no vemos zonas rojas.
La terminación queda a gusto de los comensales.

Compartir en: