Pulpa de bondiola cocida con sidra y zanahorias aromatizadas con salvia




Un plato fino y aromático algo diferente a lo común, que nos da la posibilidad de lucirnos con sus sabores y aromas.

Porciones: 8

INGREDIENTES
3kg de pulpa de bondiola
2 cucharadas de mostaza
½ taza de azúcar rubia
1/3 de taza de jerez
2 hojas de laurel
1 cucharada de granos de pimienta negra
2litros de sidra
Clavos de olor
Sal a gusto

Zanahorias a la salvia
2kg de zanahorias bien frescas y tiernas
2 tazas de hojas de salvia
90gramos de mantequilla
3 cucharadas de azúcar rubia
Sal y pimienta a gusto

PREPARACION
Colocar la pulpa de bondiola en una cacerola de bordes altos.
Cubrir la pulpa con la sidra y si no llegase a cubrirla del todo agregarle agua mineral o soda.

Añadirle las hojas de laurel y los granos de pimienta.
Llevarlo al fuego y dejar cocinar a fuego normal hasta que rompa hervor.
Bajar el fuego y tapar parte de la cacerola. Dejar cocinar durante una hora.

Apagar el fuego y dejar la carne en el líquido hasta que esté tibio.
Retirar la carne y escurrirla bien. Apartar 3 tazas del líquido de cocción y reservar.

Prender el horno a temperatura moderada 180º y dejar que se caliente.
Con un cuchillo afilado, cortar la superficie superior en forma cuadriculada.
Pinchar algunos clavos de olor en las líneas de cruce, (no demasiados pues su aroma es muy invasivo y no quedaría bien).

Aparte, mezclar la mostaza, el azúcar y el jerez.
Con esta mezcla pincelar la carne y apoyarla en una placa de horno agregándole las 3 tazas de caldo que se reservó.

Colocarla en el horno y dejarla durante 30 minutos.
Apagar el horno y dejar en reposo la carne durante 15 o 20 minutos y recién cortarla.

Zanahorias con salvia. Lavar bien las zanahorias y rasparlas si es necesario.
Cortarlas en bastones y colocarlas en una cacerola. Cubrirlas con agua caliente, sal a gusto.
Tapar la cacerola y una vez que rompe hervor dejarlas cocinar 6 o 7 minutos, deben quedar cocidas y a la vez firmes. Retirar y escurrir las zanahorias.
Picar 1 cucharada de hojas de salvia y reservar.

Poner la mantequilla en una sartén y llevarla a fuego bajo hasta que esté derretida.
Agregarle la salvia restante con la hoja entera sin picarla.
Dejarlas que se doren un poco, retirarlas y acomodarlas sobre papel absorbente.

Aparte, mezclar las zanahorias con la cucharada de salvia picada, el azúcar y condimentar con sal y pimienta.
Volcarlas en la sartén con el resto de mantequilla y cocinarlas unos minutos, 3 o 4 para que tomen más el sabor de la salvia.

Acomodarlas alrededor de la carne previamente cortada en rodajas y puesta en una bandeja.
Terminar de decorar con las hojas de salvia enteras.

Compartir en: