Tecnica correcta como asar chorizos y morcillas a la parrilla o barbacoa

Tecnica correcta como asar chorizos y morcillas a la parrilla o barbacoa

Técnica como asar chorizos y morcillas a la parrilla o barbacoa. Todo lleva su técnica y es bueno saber así a la hora de como asar los chorizos y las morcillas  conocemos todos los secretos y además donde y cuando colocarlos.

Es importante con respecto a las achuras, que también se conocen en algunos países con el nombre de brozas, o despojos o menudos. Al comprarlas se debe tener especial cuidado de que sean frescas y realizar una buena higiene antes de cocinarlas.

En realidad se deben tratar con un sistema distinto como asar común para lograr un producto final bueno en textura y sabor.

Las achuras se deben comprar lo más frescas posibles y en lugares donde por experiencia conocemos la calidad de la mercadería que venden.

Son casi todas fibrosas por lo tanto no es aconsejable freezarlas (congelarlas) y volverlas a descongelar.

A continuación damos algunas sugerencias a la hora de elegirlas.

Los chorizos son los embutidos más comunes y que más se estilan hacer frente a una parrillada de carne. Y completando la información son los preferidos por todos.
Se sugiere que los chorizos de carne de cerdo son los de mejor calidad mientras que los que son de mezcla (carne de cerdo y carne vacuna) se consideran que contienen más grasa que los otros.
Debemos elegir aquellos que estén preparados con carne con un picado grueso o intermedio y no con carne molida.

Nos estamos refiriendo a productos nobles y a cerdos criados con una alimentación adecuada.
De una firma conocida y responsable.

Técnica para asar los chorizos

La forma más habitual y más práctica es pinchar cada uno de ellos. Acomodarlos  en un pincho que se compra apropiado para ello.
Acomodados así, es fácil dominarlos pues con solo mover el mango del pincho se da vuelta muchos a la vez y evitamos que las manos estén mucho tiempo sobre el fuego.

Se colocan sobre la parrilla con un calor moderado y a una altura del piso de unos 20cm.
Para asegurarnos que los estamos cocinando con temperatura media, colocamos las palmas de las manos abiertas, unos 12cm sobre la parrilla.
Si la podemos mantener 4 segundos si quemarnos, comprobamos que la temperatura es intermedia.

Se asan unos 20 minutos de cada lado.
El resultado debe ser unos chorizos cocidos pero no secos. Se retiran del pincho y se sirven enteros o cortados en rodajas calientes con trozos de pan.

Cómo asar morcillas

Las morcillas, siempre convienen comprar las individuales y no las que vienen en rueda ya que son más difíciles de manipular a la parrilla.
Al ser un producto delicado de cocinar debemos de buscar lo más cómodo pues de otro modo se desarmarían.
Se colocan en un pincho y luego sobre la parrilla a unos 25cm de altura con fuego medio.
Recordemos que las morcillas, su relleno ya fueron cocido varias veces (generalmente 3 veces) por lo tanto solo tenemos que calentarlas.

La técnica más segura es ir calentándola en forma pareja, rotando cada tanto.
Así evitamos calentar mucho la piel de un lado y que se reviente.
Una vez calientes, se retiran del fuego, se sacan del pincho y se cortan en rodajas gruesas con un cuchillo bien filoso para que no se rompan.