Guiso o potaje de garbanzos con chorizo y papa




Porciones: 6

INGREDIENTES
250gramos de garbanzos
1 hoja de laurel
3 chorizos
2 cebollas
1 pimiento rojo
3 tomates
1 espinaca lavada y picada
2 tazas de caldo
2 papas enteras, cocidas aparte con su cáscara
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de aceite
Sal, pimienta recién molida
Orégano, salvia
1 cucharada de pimentón dulce

PREPARACION
Poner en remojo los garbanzos la noche anterior.
Cambiarles el agua y ponerlos en una olla con la hoja de laurel.
Llevar al fuego y dejar que se cocinen suavemente, espumándolos cada tanto hasta que estén a punto y algo resistentes para que no se deshagan.

Picar las cebollas y el pimiento.
Pelar los tomates y picarlos.

Poner en una cacerola la mantequilla junto con el aceite.
Llevarlo al fuego y dejar hasta que la mantequilla esté derretida.
Agregarle la cebolla picada y algo de sal y dejarla unos minutos que se rehogue.

Añadirle, el pimiento y los tomates picados.
Dejarlo cocinar apenas unos minutos y agregarle los chorizos cortados en rodajas algo gruesas y dejar cocinar hasta que la carne de los chorizos cambie de color.
Agregarle el pimentón dulce.

Incorporarle los garbanzos mezclando con cuidado para que no se deshagan.
Agregarle el caldo y dejar cocinar a fuego suave hasta que parte del caldo se consuma y quede una preparación espesa. Condimentar con sal, pimienta, orégano y unas hojitas de salvia fresca.

Pelar las papas y cortarlas en cubos medianos e introducirlas en la preparación 5 o 6 minutos antes de retirarlo del fuego. Agregarle la espinaca cortada y dejar la olla tapada sobre el fuego los minutos restantes.

Se sirve bien caliente, ideal para los días bien fríos.
Si se deja de un día para otro toma más gusto.

Compartir en: